Caso práctico de optimización de los activos inmobiliarios y reubicación

Caso práctico de optimización de los activos inmobiliarios y reubicación

Una empresa bancaria portuguesa solicitó nuestros servicios para un proceso de optimización de activos inmobiliarios y traslado de sede.
Evaluamos la sede con el método que consideramos más adecuado a la situación, analizamos los factores de coste (alquileres, agua, electricidad, limpieza, seguridad y mantenimiento) y las condiciones de ocupación del edificio (desde los espacios de trabajo, formación y comunes hasta los equipos técnicos y los almacenes/aparcamientos).
Una vez concluida esta fase de diagnóstico, se inició el estudio de alternativas, que consistía en dos opciones: mantener el edificio actual, más concretamente optimizar el uso del espacio, actualizar el equipamiento técnico y también renegociar los contratos (valor del alquiler, flexibilidad de salida, entre otros). La segunda opción era buscar alternativas en el mercado, que se llevaría a cabo con una solución integrada en la que buscaríamos una instalación que incluyera tanto los servicios administrativos como los de formación o una solución autónoma en la que buscaríamos una instalación para los servicios administrativos y buscaríamos en otros mercados los servicios de formación.
A continuación, presentamos una propuesta de apoyo al proceso de cambio de local en la que nos comprometimos a buscar un local acorde con las necesidades de la empresa. Una vez aprobados los nuevos locales para la sede central, se procedió a varias negociaciones con especial atención a la nueva ubicación (así como a los alquileres, las condiciones del contrato, las garantías bancarias y el derecho de preferencia para un posible aumento de espacios), los aspectos del edificio actual (como el calendario de salida y la cláusula de indemnización por salida anticipada) y, por último, el tipo de salas de formación. A continuación, llevamos a cabo la adaptación de los espacios y apoyamos el proceso de cambio.